Posts etiquetados ‘Mickey’

EFEMÉRIDES: hace 82 años debutaba en Nueva York el ratón Mickey

19 noviembre 2010

‘El aprendiz de brujo’ hechiza la taquilla

8 septiembre 2010

Está aprendiendo pero ya sabe cómo llegar a lo más alto. El aprendiz de brujo, protagonizada por Nicolas Cage, ha conseguido el primer puesto de la taquilla con una recaudación de 1,725 millones de euros y 275.000 espectadores.

Pero este no es el único triunfo de Disney. De hecho, tres cintas procedentes de la factoría del ratón Mickey se colaron en el top-ten de esta semana: El aprendiz de brujo, Toy Story 3 y Campanilla: el gran rescate. Entre las tres han conseguido, según los datos de la productora, un 28% de la recaudación total en España este fin de semana.

Mención especial merece Toy Story 3 que tras siete semanas en cartel recauda 405.000 euros y consigue una recaudación acumulada de 23,072 millones de euros, lo que la convierte en la película más taquillera estrenada en 2010 al superar a Alicia en el País de las Maravillas, también de Disney.

Ya fuera de nuestras fronteras la úlitma aventura de Woody y Buzz se ha convertido en la película más taquillera de la historia de los Estados Unidos estrenada en verano. Con sus 405 millones de dólares Toy Story 3 logró superar a Shrek 2.

En el segundo puesto de la taquilla española aparece la nueva versión de Karate Kid que protagnoizan Jaden Smith y Lope, el biopic sobre el escritor español Lope de Vega que protagonizan Alberto Ammann, Leonor Watling y Pilar López de Ayala, se postula como la tercera película favorita de los espectadores, con 692.904 euros

Meritoria cuarta plaza la de Origen, lo nuevo de Christopher Nolan, que gracias a su calidad se mantiene entre los primeros puestos de la taquilla. La lista de las más vistas la compeltan Conocerás al hombre de tus sueños, de Woody Allen; Salt con Angelina Jolie y el nuevo Predators. El fiasco de la semana lo protagoniza Jennifer Aniston con su nueva comedia romántica, Un pequeño cambio, que tiene que conformarse con un discreto octavo puesto.

Disney abre la tienda ‘interactiva’ en Madrid

13 julio 2010

Disney ha inaugurado un establecimiento en el centro comercial la Vaguada de Madrid, al que la compañía define como “la primera tienda europea y la segunda a nivel mundial”.

La tienda Disney Store ha sido desarrollada bajo un concepto interactivo para satisfacer las expectativas de un niño, integrando la última tecnología y creando una experiencia única. Disney Store ha estado trabajando en este concepto durante más de dos años para asegurar que la nueva tienda cumpla con la mejor calidad, integre los últimos avances tecnológicos y los elementos visuales más novedosos.

Las acciones que se realizan en la tienda, “las experiencias únicas”, incluyen las ceremonias de apertura y cierre diario, el cuenta cuentos, la hora del show y momentos mágicos como “Encuentra al Mickey escondido” o la “Explosión de la Imaginación”. Todo a través del contacto directo con la última tecnología en pantallas que permiten elegir los vídeos de los personajes Disney o descubrir quién aparece en el espejo mágico con solo una varita.

En este nuevo concepto de tienda la participación de los niños es fundamental. Todo el sistema de audio, vídeo, iluminación, sonido y proyecciones de la nueva tienda se dirige a través de un sistema de gestión integral controlado por más de 20 ordenadores con un dispositivo móvil que lleva el manager de la tienda.

Disney desea impulsar la enseñanza del inglés en China de la mano de Mickey

10 julio 2010

El ratón Mickey y sus amigos están ayudando a la difusión del inglés en el mercado chino y prueba de ese éxito es que el presidente de Disney Publications Worldwide, Russell Hampton, quiere aumentar de once a 148 el numero de centros de enseñanza de ese idioma en China en sólo cinco años.

“Es una gran oportunidad, algo que puede reportarnos ganancias operativas de más de 79,4 millones de euros en los próximos cinco años”, afirma Hampton en declaraciones al diario “Financial Times”.

Disney abrió su primera escuela de inglés en Shanghái hace menos de dos años y espera contar con veinte antes de fin de año, dos de ellas en Pekín.

Las escuelas de Disney están abiertas a los niños, de entre uno y once años, y utilizan un currículum en el que figuran el ratón Mickey, la Sirenita y otros personajes de dibujos animados. Gracias a la creciente clase media china, no faltan padres dispuestos a pagar hasta 1.589 euros al año por dos horas de clase de inglés a la semana.

Las escuelas permiten al mismo tiempo a Disney a forjar lazos con una nueva generación de consumidores que no estaban familiarizados con esos personajes.

Segun Hampton, Disney llevaba veinticinco años vendiendo licencias para utilizar sus personajes a otros centros de enseñanza del inglés, pero ha decidido finalmente desarrollar su propio programa y gestionar sus escuelas al percatarse de la fuerte demanda china.

El control que el Gobierno comunista chino ejerce sobre los medios de comunicación y las cuotas impuestas a las películas extranjeras que pueden proyectarse en los cines del país han impedido hasta ahora a Disney a establecer allí su marca en la medida en que lo ha hecho en Europa y Estados Unidos.

Pero Hampton no quiere limitarse a China, sino que piensa ya en otros mercados importantes como es el de Brasil.

Al mismo tiempo, estudia la posibilidad de establecer cursos a distancia basados en el currículum que ha desarrollado y en vender en tiendas o supermercados un paquete completo para la enseñanza del inglés.

La magia de Disney revive en el Poliedro

23 junio 2010

Mas de 50 patinadores exhiben sus destrezas enfundados en los trajes de Mickey, la Sirenita y Campanilla

Minnie y Mickey han protagonizado historias inolvidables en las películas animadas. Su presencia constante en el cine y la televisión han llevado a más de un niño ­y seguramente a unos cuantos adultos­ a preguntarse qué pasaría si los personajes de Disney se escaparan de la bidimensionalidad de la pantalla y aparecieran, de cuerpo presente, en un lugar cualquiera. Esta fantasía se hace realidad en el espectáculo El viaje fantástico de Mickey y Minnie, que se presenta en el Poliedro de Caracas.

Un primer número con Minnie, Mickey, Donald, Daisy y Goofy arranca instantáneamente los aplausos de los espectadores, que aún recuerdan a los primeros personajes salidos del lápiz del productor y animador estadounidense Walt Disney. El grupo emprende un viaje por África, donde se topa con Simba y Nala, los protagonistas de El Rey León. Luego pasan a Hawai, donde les esperan Lilo y Stitch. Después el intermedio, la acción se traslada al fondo del mar con una representación de La Sirenita. El cierre está a cargo de Peter Pan y Campanita, quienes pasan del Londres del siglo XIX a una isla de piratas.

Inscrito en la tradición de Disney On Ice ­el show itinerante que ha llevado a los icónicos dibujos a todos los rincones del mundo desde 1981­ el espectáculo integra historias y personajes clásicos a una disciplina artística y deportiva tan exigente como lo es el patinaje sobre hielo.

Más de 50 patinadores de diversas nacionalidades y altos niveles de competencia se las arreglan para exhibir sus destrezas enfundados en los trajes originales de la Sirenita, Campanita y Sebastián. Lo más difícil para ellos es moverse sin dejar de interpretar a sus personajes. “Aunque la idea es tratar de llevar las películas de dibujos animados a un show en vivo de la manera más fidedigna posible, hay partes de la obra que requieren de altas destrezas de patinaje, para que las historias cobren vida sobre el hielo”, dice Fred Owen, el productor del show.

Más que una obra infantil, Owen define El viaje fantástico de Mickey y Minnie como un espectáculo familiar, pues los niveles de producción aspiran a entusiasmar a un público con edades comprendidas entre 2 y 80 años. “Pienso que el espectáculo ofrece algo para cada quien. Mientras que los niños más pequeños deliran por Lilo y Stitch, quienes ya somos adultos recreamos los clásicos de la niñez, con escenas y personajes que traen recuerdos, como Peter Pan.

En general, todos los números son bellos y tienen elementos interesantes de fantasía”.

Noticia publicada en El Nacional (periódico venezolano) por Carmen Victoria Méndez el 22 de Junio de 2010.

Disney no renovará el contrato de Marvel a Universal Orlando

19 junio 2010

Disney se gastó algo más de 4000 millones de dólares en la adquisición de Marvel, junto con todas sus licencias de personajes. Así que quiere seguir amortizando dicha inversión. Concretamente en lo que a los parques temáticos se refiere, sin duda que una especialidad del sello del ratón Mickey.

Por ahora no hay fecha determinada, pero lo que sí parece claro es que Disney (propietaria de Marvel) no renovará los contratos existentes con compañías como Universal de cara a la explotación de varios de sus personajes en sendos parques temáticos.

Es decir, que las referencias a Hulk o Spiderman podrían desaparecer de las explotaciones turísticas que Universal tiene en California y Florida y ser reinventadas. Unas franquicias que son todo un referente turístico para la zona y que cambiarían de emplazamiento.

Todo coincide con los planes de Disney de llevar adelante un parque temático de Marvel. Cuya ubicación sería en Dubái. O esa era al menos la idea hasta los tambaleos económicos de dichos reinos petrolíferos. Otra posibilidad sería la de ampliar las atracciones de los parques Disney de todo el mundo. Empezando por los estadounidenses y luego trasladándose a otros como Disneyland Paris.

Noticia extraída de PAC Community el día 15 de junio de 2010.

Entrevista realizada por Diego Lerer a Richard Cook, presidente de The Walt Disney Studios

4 enero 2010

La empresa creada por Walt Disney continúa su andadura por el ámbito cinematográfico y de entretenimiento con el que logró triunfar y transformar su compañía en un auténtico imperio. Hoy día, la compañía está haciendo verdaderos esfuerzos por adaptarse a los nuevos tiempos que corren. Por ello, nada mejor que Richard Cook para dirigir la dirección que seguirá The Walt Disney Studios. Y es que desde que empezó su andadura en 1970 en el Disneyland de Anaheim, Cook ha sabido aprovechar las ocasiones, afrontar nuevos retos y encararse con los tiempos difíciles.  

El periodista Diego Lerer aprovechó luna a visita a principios del 2009 a Buenos Aires del presidente de la compañía norteamericana y lo entrevistó para el diario argentino Clarín. En la entrevista, Lerer insistió en conocer  diversos aspectos como el actual rumbo de la factoría de Mickey, del crecimiento de la corporación animada desde 1970, de los cambios que atravesó Disney Studios, de las películas actuadas, del avance tecnológico y la obligada adaptación que tuvieron que realizar o de la industria cinematografica.

- Empezó trabajando en la compañía operando uno de los juegos de Disneylandia en 1970. ¿Cómo siente que cambió Disney desde entonces?
- Muchísimo. Era una compañía pequeña entonces que hacía cuatro o cinco películas por año y relanzaba los clásicos. Todavía no había abierto Walt Disney World en Orlando. Ahora es más grande, pero en lo principal sigue siendo la misma compañía, con el mismo objetivo: entretener a las familias alrededor del mundo.
- ¿Cuándo siente que se produjo ese gran crecimiento, esa expansión?
- Se empezó a armar a mediados de los ‘80, con la creación de Epcot por un lado, y luego Eurodisney. Y por otro lado con el renacimiento del cine de animación a partir de películas como La Sirenita, El Rey León, Aladdin.
- Esos cambios implicaron no enfocarse sólo en la animación…
- La animación sigue siendo el alma y el corazón de la compañía. Aunque en los últimos años hemos tenido mucho éxito con películas con actores, como Piratas del Caribe o La leyenda del tesoro perdido y con producciones en vivo y teatrales. Todo eso tuvo un efecto muy positivo.
- Las tres películas de “Piratas…” están entre las más vistas de la historia. ¿Imaginaban que sucedería algo así?
- Fue una sorpresa. Nos decían que las historias de piratas no funcionaban, que las películas hechas a partir de juegos siempre fracasaban y el protagonista era un actor que trabajaba en el cine independiente. Cuando vimos la película nos dimos cuenta de que era muy buena, pero no imaginábamos lo que sucedió.
- Ante los importantes cambios tecnológicos, con la presencia de lo digital en la – producción y distribución de cine, ¿cómo ve el futuro?
- Todo está cambiando. La forma de hacer películas, el marketing, el consumo, la distribución. En breve veremos más distribución en digital. Pero pese a que cambiaron las formas, no cambió el apetito por el entretenimiento. Podés ver una película en cine, en TV, en pantallas gigantes como las de IMAX o en pequeñas como las de un iPod y pronto podrás acceder online a toda una enorme librería de películas.
- Otra apuesta fuerte que está creciendo es la del 3D…
- El público demanda la mejor tecnología. Si va a salir de la comodidad de su casa quiere ver una gran presentación. Y lo digital permite un 3D mucho mejor que antes. Se viene una revolución en ese aspecto: pude ver ya A Christmas Carol, de Robert Zemeckis, con Jim Carrey, hecha en 3D y es de una belleza visual jamás vista.
- ¿Cuánto afecta la piratería a este desarrollo de la industria?
- Es nuestra mayor preocupación, algo tremendo. Hacer películas es algo carísimo y lo que están haciendo es robárselas, sin vueltas. Estamos actuando al respecto de todas las formas posibles.
- Siguiendo con el tema digital, un cambio fuerte para Disney fue la sociedad y luego la adquisición de Pixar. ¿Qué significó para la compañía?
- Fue un momento crucial. Los creadores de Pixar son los ejecutivos más talentosos surgidos en los últimos tiempos. Durante 60 años Disney estuvo al frente de la animación y Pixar le agregó un manejo de la tecnología y un método de hacer películas en el terreno de la animación digital que nos hace seguir al frente. Son grandes directores, excelentes narradores y le han dado un gran golpe de adrenalina al estudio. Estoy muy entusiasmado.
- ¿Cómo cree que afectará la crisis mundial el futuro de la industria en general y de Disney en particular?
- Va a afectar y mucho. Habrá menos dinero para producción y se harán menos películas. Vamos a tener que repensar muchas cosas, cambiar. Con los cambios tecnológicos y la crisis muchas cosas se van a modificar. Pero cuando pase el peor momento los resultados serán positivos a largo plazo. Lo bueno de las crisis es que te sacuden y te obligan a cambiar. Pero vamos a salir bien.

El dulce poeta de la infancia

4 enero 2010

 

Walter Elias Disney – más conocido como Walt Disney- fue, sin lugar a dudas, uno de los productores cinematográficos más importantes de Hollywood. Apodado como el dulce poeta de la infancia, el mito viviente es el responsable de que la empresa Disney -que creó e ideó desde sus cimientos- continúe moviendo miles de millones después de su muerte. De ahí que, más de cuarenta años después de su muerte, se siga hablando de Walt como si estuviera vivo.

La “cabeza pensante” del imperio Disney nació el 5 de diciembre de 1901 en la ciudad de Chicago y fue el cuarto de cinco hijos. Los orígenes del apellido Disney se cree que provienen de Isigny-sur-Mer, un pequeño pueblo de Normandía situada en la costa norte de Francia. Con el paso del tiempo, el apellido se fue abreviando y se anglicanizó. La infancia del pequeño Walter transcurrió entre grandes apuros económicos y bajo la profunda severidad de su padre que decidió mudar a toda la familia en 1906 a una pequeña granja cerca de Marceline (Missouri).

En un paraje de ensueño fue donde el pequeño Walter, quien sentía un profundo apego por su madre, descubrió los entresijos y las maravillas que esconde la naturaleza y creando un vínculo especial con los animales. Estos aspectos serían muy influyentes en la posterioridad en la creación de sus dibujos animados.

Sin embargo, el padre de Walter, Elias, contrajo en el invierno de 1909 una fuerte pulmonía que le impidió trabajar durante varios meses. En consecuencia, la familia perdió la cosecha de aquel año y decidió vender la granja y trasladarse a Kansas City, donde el pequeño Walter se dedicaba a ayudar a su padre vendiendo los periódicos de “Times” y “Star” provenientes de una pequeña agencia de distribución que adquirió Elias.

Fue en la escuela, de manos de un compañero de clase llamado Walter Pfeiffer, donde Walter se introdujo en el mundo del vaudeville y del cine. Pero, nuevamente, la familia Disney se vio obligada a cambiar de residencia –Walter vivió durante unos meses con su hermano Herbert hasta que terminó sus estudios de octavo grado en el Instituto de Arte de Kansas City-, donde Walter se inscribió en la Escuela Secundaria de McKinley y en el Instituto de Arte.

Quizás fue esa imaginación atroz que siempre le caracterizó o bien el ánimo de ayudar a los demás, lo que le animó a falsificar su fecha de nacimiento con el fin de entrar como soldado en la Cruz Roja para combatir en el frente bélico. Sin embargo, su llegada a Europa se produjo apenas una semana después de que se hubiera firmado el armisticio, por lo que fue destinado, entre otros lugares, a St. Cyr, cerca de Versalles. En suelo francés cumpliría diecisiete años, mientras conducía ambulancias para la evacuación de un Hospital en París y dibujaba chistes y carteles en sus ratos libres para entretener a sus compañeros. El 3 de septiembre de 1919 se licenció y tomó rumbo a casa.

Ya en Estados Unidos, se estableció en Kansas City y consiguió un trabajo como publicista en el Pesemen-Rubin Art Studio. Fue allí donde comenzó una relación de amistad con el dibujante Ubbe Iwerks, junto con quien fundó en 1920 Iwerks-Disney Commercial Artists, un proyecto que fracasó. Sin embargo, esto no desanimó a Walter, y en 1922 fundó la compañía Laugh-O-Gram Films. Aunque la compañía adquirió fama debido al éxito de los cortometrajes basados en cuentos infantiles, las pérdidas obligaron a la compañía a cerrar.

Esta serie de desgracias dejaron a Walter sin aliento aunque, por fortuna, la suerte le sonrió: una distribuidora se interesó por uno de los cortometrajes que realizó y le encargó nuevas películas que combinases animación e imagen real. Ese fue el inicio de Disney Brother’s Studio en el que Walter, junto a su hermano Roy, producirían las Comedias de Alicia y darían vida al conejo Oswald, creado por Ubbe Iwerls.

Pero la alegría no duró mucho tiempo: a pesar de que las series eran exitosas, un tropiezo legal hizo que la empresa perdiera los derechos sobre el personaje. La única solución que se discernía al final del túnel era la creación de un personaje que sustituyera a Oswald y salvara a la empresa de la quiebra. Ése fue el inicio del ratón Mickey Mouse, que con el tiempo adquiriría tal fama que se consideraría como el emblema de Disney. Los cortos protagonizados por el pequeño ratón adquirieron popularidad y en 1930, Mickey probó suerte en el mundo del cómic.

El negocio prosperaba y Disney se permitió emprender un proyecto tras el que Walter llevaba ya tiempo: la producción del primer largometraje del mundo de la animación. A pesar del inmenso tiempo, costes y la fatiga, Blancanieves y los siete enanitos fue todo un acierto: considerada como una obra maestra de altísimo nivel técnico, la película permitió a la factoría continuar con sus proyectos, haciéndose con un estudio en Burbank y producir así una serie de películas (Pinocho, Fantasía, Dumbo y Bambi) que no siempre reportaron beneficios a la empresa o fueron bien entendidas.

Pero, Disney se caracterizaba por su fortaleza y su  capacidad para mirara hacia adelante, por lo que decidió abrirse a otros géneros, esperando el momento propicio para volver a la carga con largometrajes de éxito como La Cenicienta y películas con actores reales como La isla del tesoro. La producción de programas para televisión y la construcción de Disneyworld fueron el pelotazo de la empresa, aunque no tan importantes como el proyecto de un nuevo parque en Orlando llamado Disneylandia que Walter no podría llegar a ver concluido ya que falleció tres meses antes de su inauguración.

Desgraciadamente, Disney dejó de trabajar en 1966 sobre el proyecto de Disney World, tras diagnosticársele un cáncer en el pulmón izquierdo, tras toda una vida de fumador empedernido. El 15 de diciembre del mismo año falleció el conocido como el mago de Burbank, dejando a Roy la dirección de la empresa y la continuación del proyecto a punto de finalizar. Disney World sería inaugurado en febrero de 1967 bajo el nombre de Walt Disney World, a petición de su hermano para mantener su memoria viva. Sus películas, su imagen y sus parques han sido, sin lugar a dudas, la mejor herencia que nos ha podido dejar a todas las generaciones que le han seguido fielmente.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.