Posts Tagged ‘Oscar’

Una industria oscarizada

8 enero 2010

Durante su trayectoria artística, el productor cinematográfico Walt Disney recibió 26 Oscars por sus películas, siendo hasta el momento la persona que más estatuillas ha recibido. De ess 26 Oscars, 4 fueron honoríficos. Además, 12 de esos premios fueron a cortometrajes de animación, categoría que las producciones Disney prácticamente coparon durante la década de 1930. Por otro lado, menos conocido es el hecho de que Disney recibió también 10 estatuillas por la producción de películas de imagen real, en las categorías de mejor cortometraje de imagen real, mejor cortometraje documental y mejor largometraje documental. No recibió nunca el Oscar al mejor largometraje, aunque Mary Poppins fue una de las nominadas en 1965, poco antes de la muerte de Disney. No existía la categoría de mejor largometraje de animación, que no se creó hasta 2001, por lo cual ninguno de los largos clásicos de Disney obtuvo la estatuilla. Con dos excepciones: los Oscar honoríficos concedidos a Blancanieves, en 1939, y a Fantasía, en 1942.

1931-32: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por la película Flores y árboles (Flowers and Trees), de Bert Guillet (United Artists)

– Oscar Especial a Walt Disney, por la creación de Mickey Mouse

1932-33: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados: Los tres cerditos (The Little Pigs), Bert Gillet (United Artists)

1934: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por La tortuga y la liebre, de Wilfred Jackson (United Artists)

1935: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por Los tres huerfanitos de Dave Hand (United Artists)

1936: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por Country Cousin de Wilfre Jackson (United Artists)

1937: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por El viejo molino de Wilfred Dick Rickard (RKO)

1938: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por El toro Fernando de Dick Rickard (RKO)

– Oscar Especial a Walt Disney, por Blancanieves y los siete enanitos, en reconocimiento a su innovación en el campo de los dibujos animados

1939: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por The Ugly Dickling de Dick Rickard (RKO)

1940: Oscar a la Mejor Canción por “When you Wish Upon a Star”, de Leigh Harline y Ned Washington, por Pinocho

– Oscar a la Mejor Música Original a Leigh Harline, Paul J. Smith y Ned Washington por Pinocho

1941: Oscar a la Mejor Banda Sonora en Film Musical: a Frank Churchill y Oliver Wallace por Dumbo

– Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por Lend a Paw de Cycle Geromini (RKO)

– Oscar Especial a Leopold Stokowsky por la forma de visualizar la música en la película Fantasía y a Walt Disney, William Garity, John N. A. Hawkins y la compañía RCA por la creación del sistema de sonido Fantasound para la película Fantasía

– Oscar en memoria de Irving Thalberg a Walt Disney

1942: Oscar al mejor Corto de Dibujos Animados por Der Fuehrer’s Face, por Jack Kinney (RKO)

1947: Oscar a la Mejor Canción por “Zip-A-Dee-Doo-Dah” de Allie Wrubel y Ray Gilbert de La Canción del Sur (Song of the South)

– Oscar Especial a James Baskett por su caracterización como Tío Remus en La canción del Sur (Song of the South)

1953: Oscar al Mejor Corto de Dibujos Animados por Toot, Whistle, Punk and Boom, de Charles Nichols y Ward Kimball (Buena Vista)

– Oscar al Mejor Corto de Dos Rollos: Bear Country (RKO)

– Oscar al mejor Cortometraje Documental por The Alaskan Eskimo (RKO)

– Oscar al Mejor Largometraje Documental por The Living Desert (Buena Vista)

1954: Oscar a la Mejor Decoración en Color en la película Veinte mil leguas de viaje submarino a Jhon Meehan y Emile Kuri

– Oscar a los Mejores Efectos Especiales a Ralph Hammeras por Veinte mil leguas de viaje submarino

– Oscar al Mejor Largometraje Documental por The Vanishing Prairie

1955: Oscar al Mejor Cortometraje Documental por Men Against the Artic (Buena Vista)

1957: Oscar al Mejor Corto de Imagen Real por The Wetback Hound (Buena Vista)

1958: Oscar al Mejor Corto de Imagen Real por Grand Canyon (Buena Vista)

– Oscar al Mejor Cortometraje Documental por Ama Girls (Buen Vista)

– Oscar Al Mejor Largometraje Documental por White Winderness (Buena Vista)

1960: Oscar al Mejor Largometraje Documental por The Horse with the Flying Tail (Buena Vista)

1964: Oscar a la Mejor Actriz: Julie Andrews por Mary Poppins

– Oscar a la Mejor Canción: “Chim-Chim-Chem-Ee” a Richard M. Sherman y Robert M. Sherman de Mary Poppins

– Oscar a la Mejor Banda Sonora Original a Richard M. Sherman y Robert M. Sherman por Mary Poppins

– Oscar al Mejor Montaje a Cotton Warburton por Mary Poppins

– Oscar a los Mejores Efectos Visuales a Peter Ellenshaw por Mary Poppins

Anuncios

Bambi: el clásico más sentimental

4 enero 2010

Estrenada en 1942, Bambi fue el resultado de un laborioso proceso que se había iniciado cinco años antes, estimulado por el éxito de Blancanieves y los siete enanitos. A lo largo de esos cinco años trabajaron denonadamente más de cien artistas para llevar a buen puerto una historia que era mucho mas naturalista que cualquier otro largometraje anterior de Disney y que, por consiguiente, requería un gran esfuerzo de documentación de personajes y ambientes. Sin embargo, Walt no estaba del todo seguro del éxito de este largometraje, puesto que era consciente del carácter innovador de su última producción, en la que los diálogos eran mínimos y el ritmo mucho más pausado de lo que caracteriza a Disney. De hecho, en un principio, la respuesta del público norteamericano no fue todo lo efusiva que hubiera sido de desear, pero con los años Bambi se convirtió en uno de los clásicos más reputados y sólidos de Disney. Y es que antes de poner la película en venta  ya se habían acumulado más de 9.800.000 solicitudes previas de compra.

La película no se ha librado de la acusación de excesivo sentimentalismo y de ser propensa a un dramatismo algo gratuito, pero lo cierto es que si Bambi se caracteriza por algo es por ser una de las películas más poéticas y artísticas de la factoría. Además, el signo de los tiempos actuales ha conferido a la película un valor añadido, que es el ecológico: el paraíso que Disney presenta sufre una grave y terrible amenaza, la acción destructiva del hombre, desgraciadamente más intensa ahora que hace cincuenta años. Ver Bambi se ha convertido por ello en una de las mejores, más instructivas y dinámicas formas de concienciar a los más pequeños.

La película, aunque no obtuvo ningún Oscar sí recibió tres nominaciones a la mejor canción “Love is a song” de Frank Churchill y Larry Morey, a la mejor banda sonora de Frank Churchill y Edward Plumb, y al mejor sonido.

Pinocho: del fracaso y el miedo en 1938 a inimitable clásico

4 enero 2010

El gran éxito comercial de Blancanieves permitió a Walt Disney a emprender en 1938 una serie de nuevos proyectos, entre los cuales fue Pinocho el que primero se materializó y vio la luz. Pinocho está considerado por un amplio sector de la crítica especializada como la mejor película de Disney, a pesar de que el estallido de la Segunda Guerra Mundial, afectara muy negativamente a sus rendimientos en taquilla. Sin embargo, Pinocho fue reconocido por sus inmensas cualidades artísticas, entre las que destaca la magnífica música  de la que forma parte la canción merecedora de un Oscar “When you wish upon a star”, cantada en la película por Pepito Grillo y repetida en la actualidad por otros personajes de Disney como la cantante Meaghan Jette Martin. Este largometraje combinó la magia y la simpatía con momentos de fuerte intensidad dramática, lo que le aporta un gran dinamismo.

Un dato curioso es que Pinocho contiene algunos pasajes que llegaron a causar pavor por aquella época –como las secuencias de la ballena- y que hoy en día siguen impresionando vivamente, como la violenta transformación del travieso Polilla en un burro, visto sólo a través de su sombra en la pared.

Pinocho, basado en la bella historia del italiano Collodi, asume ala perfección ese espíritu  mitad inocente, mitad perverso, de los cuentos infantiles europeos, que permite superar la banalidad de una lectura pueril y es la clave de su permanente vigencia. Además, el cuidado y preciosismo del que están dotadas las imágenes y la genial caracterización de los personajes, unido al ritmo cinematográfico  y los bonitos números musicales, hacen de Pinocho una joya, obra maestra de Disney y del cine de animación en general. En esta ocasión, cabe destacar la impresionante labor de doblaje argentina que favorece que la película resulte mucho más entrañable, lo que resulta todo un acierto.

Blancanieves: un sueño hecho realidad

4 enero 2010

Blancanieves y los sietes enanitos marcaron desde su creación en el año 1937 varios hitos esenciales desde el punto de vista técnico y artístico. Walt Disney consiguió con este largometraje ser revolucionario de la exhibición cinematográfica. La película, que se lanzó tras el experimento con el corto El viejo molino, ganador de un Oscar,  permitió que la expresa Disney explotara todas sus posibilidades hasta alcanzar un nivel de perfección técnica difícilmente igualable. La sensación de profundidad de campo y, por tanto, de aspecto tridimensional, era comparable a las películas de imagen real, además de favorecer la división y especialización del trabajo.

La producción del filme se alargó hasta dos años contó con la participación de 750 artistas que emplearon unos 800 kilómetros de papel para realizar los dos millones de dibujos que pasaron a formar parte del largometraje. Muchas de las escenas de la película fueron escenificadas previamente en decorados y con actores reales que sirvieron de modelo. Disney, para reproducir la imagen de Blancanieves utilizó el cuerpo de la bailarina Marjorie Belcher, tras el rechazo de Janet Gaynor y, años después, la famosa Marge Champion. Como voz se utilizó la de la soprano Adriana Caselotti, tras rechazar a Deanna Durbin.

La película, cuenta además con varias secuencias rechazadas debido al afán perfeccionista de Walt. Por capricho del genio, la apariencia final de la protagonista no estuvo decidida hasta última hora y esto obligó a repasar fotograma por fotograma para hacer todos los retoques y cambios necesarios de última hora.

Walt Disney lo arriesgó todo en esta película, tras la cual terminó ganando. Y es que el largometraje se convirtió en la base de su imperio y en la película más taquillera de los Estados Unidos hasta 1993 cuando otra película, Lo que el viento se llevó, le arrebató el puesto. De hecho, a Disney le fue entregado en manos de la pequeña Shirley Temple un Oscar honorífico y siete Oscars diminutos en alusión a los sietes enanitos, los verdaderos protagonistas del filme.